5 —¿Quién eres, señor? —preguntó Saulo.
—contestó la voz—.