2 Las ciudades de Aroer quedarán desiertas.
Las manadas pastarán en las calles y se echarán sin que nada las perturbe,
sin que nadie las espante.