10 La ciudad se retuerce en el caos;
todas las casas están cerradas con llave para que no entren intrusos.