3 La tierra será totalmente vaciada y saqueada.
¡El Señor
ha hablado!