35 Por mi propia honra y por amor a mi siervo David,
defenderé esta ciudad y la protegeré”».