13 Pues yo te sostengo de tu mano derecha;
yo, el Señor
tu Dios.
Y te digo:
“No tengas miedo, aquí estoy para ayudarte.