5 Y ahora habla el Señor
,
el que me formó en el seno de mi madre para que fuera su siervo,
el que me encomendó que le trajera a Israel de regreso.
El Señor
me ha honrado
y mi Dios me ha dado fuerzas.