21 ¡Qué aflicción para los que se creen sabios en su propia opinión
y se consideran muy inteligentes!