12 hasta que el Señor
haya mandado a todos lejos
y toda la tierra de Israel quede desierta.