1 Buenas noticias para los oprimidos
El Espíritu del Señor
Soberano está sobre mí,
porque el Señor
me ha ungido
para llevar buenas noticias a los pobres.
Me ha enviado para consolar a los de corazón quebrantado
y a proclamar que los cautivos serán liberados
y que los prisioneros serán puestos en libertad.