15 El nombre de ustedes será una maldición entre mi pueblo,
porque el Señor
Soberano los destruirá
y llamará a sus verdaderos siervos por otro nombre.