3 Entonces el Señor
dijo a Isaías: «Toma a tu hijo Sear-jasub
y ve al encuentro del rey Acaz. Lo encontrarás al final del acueducto que conduce el agua al estanque superior, cerca del camino que lleva al campo donde se lavan
las telas.