6 Pues nos ha nacido un niño,
un hijo se nos ha dado;
el gobierno descansará sobre sus hombros,
y será llamado:
Consejero Maravilloso,
Dios Poderoso,
Padre Eterno, Príncipe de Paz.