14 —Sí —dijo el Señor
—, porque el terror del norte hervirá y se derramará sobre la gente de esta tierra.