8 Ahora el Señor
de los Ejércitos Celestiales dice: “Como ustedes no me han escuchado,