4 Aun así me dices:
“Padre, tú has sido mi guía desde mi juventud.