17 Más tarde, a escondidas, el rey Sedequías pidió que Jeremías fuera al palacio y allí el rey le preguntó:
—¿Tienes algún mensaje de parte del Señor
?
—¡Sí, lo tengo! —dijo Jeremías—. Serás derrotado por el rey de Babilonia.