7 »¿Pero cómo se mantendrá quieta
cuando el Señor
la ha enviado en una misión?
Pues la ciudad de Ascalón
y el pueblo que vive junto al mar
deben ser destruidos».