38 Estableceré mi trono en Elam —dice el Señor
—,
y destruiré a su rey y a sus oficiales.