21 “Escucha, gente necia y sin sentido común,
que tiene ojos que no ven,
y oídos que no oyen.