20 En esos días —dice el Señor
—,
no se encontrará pecado en Israel ni en Judá,
porque perdonaré al remanente que yo guarde.