7 Todos los que los encontraban los devoraban.
Sus enemigos decían:
“No hicimos nada malo al atacarlos
porque ellos pecaron contra el Señor
,
quien es su verdadero lugar de descanso
y la esperanza de sus antepasados”.