9 Pues todos ellos saben
que mi desgracia
ha venido de la mano del Señor
,