20 »Los malos se retuercen de dolor toda su vida.
Para los despiadados están reservados años de desgracia.