34 Pues los que viven sin Dios son estériles.
Sus casas, enriquecidas mediante el soborno, se quemarán.