15 Mis sirvientes y mis criadas me consideran un extraño;
para ellos soy como un extranjero.