6 pero es Dios quien me hizo daño
cuando me atrapó en su red.