3 Ténganme paciencia y déjenme hablar.
Después de que haya hablado, podrán seguir burlándose de mí.