32 Cuando los llevan a la tumba,
una guardia de honor vigila su sepultura.