17 No me han destruido las tinieblas que me rodean;
ni la densa e impenetrable oscuridad que está por todas partes.