16 Los ladrones entran a las casas de noche
y duermen durante el día;
no están familiarizados con la luz.