5 Dios es más glorioso que la luna;
brilla con más intensidad que las estrellas.