12 El mar se calmó por su poder;
con su destreza aplastó al gran monstruo marino.