20 El terror los anega como una inundación
y son arrastrados por las tormentas de la noche.