5 Jamás admitiré que ustedes tengan la razón;
defenderé mi integridad hasta la muerte.