8 Ningún animal salvaje ha pisado esos tesoros;
ningún león ha puesto su garra sobre ellos.