19 Pues soy como un árbol con raíces que llegan al agua,
con ramas que se refrescan con el rocío.