2 «Añoro los días del pasado,
cuando Dios me cuidaba,