17 Pues una vez muertos, los malvados no causan más problemas
y los cansados encuentran reposo.