24 »Por cierto que nadie se pondrá en contra del necesitado
cuando clama por ayuda en medio de su miseria.