4 El Espíritu de Dios me ha creado,
y el aliento del Todopoderoso me da vida.