9 Dijiste: “Yo soy puro; no tengo pecado;
soy inocente; no tengo culpa.