2 «Déjame seguir, y te mostraré la verdad,
¡porque no he terminado de defender a Dios!