20 No desees el amparo de la noche
porque allí es cuando la gente será destruida.