20 Están vivos en la mañana pero muertos por la tarde
y desaparecen para siempre sin dejar rastro.