17 Cada escama está fuertemente pegada a la siguiente;
están entrelazadas y nada puede traspasarlas.