24 Enséñenme, y me quedaré callado;
muéstrenme en qué me equivoqué.