3 pesarían más que toda la arena del mar.
Por eso hablé impulsivamente.