23 ¡Alégrense, habitantes de Jerusalén!
¡Alégrense en el Señor
su Dios!
Pues la lluvia que él envía demuestra su fidelidad.
Volverán las lluvias de otoño,
así como las de primavera.