24 «El Señor
nos ha dado el territorio —dijeron—, pues toda la gente de esa tierra nos tiene pavor».